Jordania: Road trip & Madaba

Escapar del desierto en dirección a Amman tenía pinta de ser un rompecabezas difícil de resolver, tras hacer el tour por Wadi Rum sería alrededor de la 1 de la tarde, y tendría que estar una noche más (lo cual tampoco era un problema). La mejor opción que tenía coger un bus alas 6 AM a Aqaba (osea, p’atras 1 hora) y de allí un bus a Amman (que serían unas 5 horas con suerte). A todo esto habría que sumarle las correspondientes esperas a que los buses se llenen, por que aquí el tema horarios no funciona, y un mini bus solo arranca cuando el conductor lo considera suficientemente lleno.

Afortunado yo, en las conversaciones del desayuno surgió que las polacas (Paulina & Kamila) iban dirección a Madaba (otro sitio que estaba en la lista de visitas), y para mejorarlo, pretendían parar en el Mar Muerto. Por si fuera poco, no es que pretendieran hacerlo en bus o taxi, sino que tenían un coche alquilado, así que, como quien no quiere la cosa, me medio autoinvité / invitaron a su road trip.

Eran azafatas de Emirates, con lo que tengo información de cómo funcionan internamente los vuelos que nunca pensé en tener (probar a pedir alas azafatas un “iPhone charger guiño guiño”, equivalente a un “beduine massage guiño guiño”, aka “happy ending flight” jajaja). También una de ellas había trabajado en el Mosquito Hostel de Cracovia, donde casualmente me hospedé cuando estuve por allá, y no coincidimos por apenas 3 meses de diferencia jaja.

Los viajes por carretera en Jordania tienden a ser lentos por el estado de algunas carreteras y los constantes controles policiales (creo que ya me han pedido en este país al menos 10 veces el pasaporte). Por ello alcanzamos el punto más bajo de la tierra (aka Mar Muerto, -400 m por debajo del nivel del mar aprox) ya de noche, lo cual complicaba el factor baño.

Así que ni cortos ni perezosos procedimos a colarnos en una especie de “complejo de chalets”, que no teníamos 100% claro si era todo privado o parte público. Mucha gente puede decir que se ha bañado en el Mar muerto, pero no tanta que lo ha hecho de noche jajaja, y como único coste unas pocas heridas en los pies por culpa de las rocas jaja, y la extrema salinidad no ayudó a hacerlas llevaderas. La verdad es que fue un poco decepcionante, flotas pero no tanto como esperaba (es fácil ponerse vertical) y no deja de ser como ir con un neopreno.

Tras una tortuosa subida hacia Madaba a la extrema velocidad de 20 km/h, alcanzamos el objetivo a eso de las 8 PM. Madaba es una ciudad famosa por sus mosaicos, el monte Nebo (donde Moisés divisó la tierra prometida) y porque al ser medianamente cristiana,.. ¡¡es posible encontrar cerveza!! La primera del viaje, no fue sin tiempo.


El último día y medio en Madaba poco tenía ya que ofrecerme, las polacas retornaron a Dubai y el hotel estaba casi vacío. Acabé compartiendo mi tiempo con Annie, una profesora India trabajando en Nueva York, que tiene la fortuna de poder viajar 4 meses y medio al año. Gracias a ella, que ya llevaba un mes en Jordania y una semana en Madaba, un chico Jordano (Gazi) que trabajaba en una tienda local, nos hizo de taxi al aeropuerto. Era un loco del fútbol, y como no dominaba mucho el inglés, llamaba por teléfono a un amigo para que ejercer de traductor jaja.

Y para finalizar, rumbo a Kuala Lumpur.


Anuncios

Un comentario en “Jordania: Road trip & Madaba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s