Camboya & Laos: Cruzar la frontera

400 km en 15 horas, intrépido ala par que veloz viaje. El primer paso es coger el barco alas 8 para ir a tierra firme, salimos finalmente alas 9 y en un rato ya estamos en la estación de autobuses para ir ala frontera. Aquí conocemos a nuestro estafa-manager, el “encargado” de hacer el trámite de la Visa por nosotros. Según el por su buena voluntad y para ahorrarnos tiempo. Lo que se traduce en cobrarnos algo más del precio real de la Visa. Por lo que he leído en la frontera también los “funcionarios” de Laos y Camboya te aplican sus propios impuestos revolucionarios. El caso es que te sacan toda la pasta que pueden. La Visa vale 30, con los impuestos sube a 35, y este agente nos cobró 40 por el trámite. La verdad es que no hice bien los deberes, y creí al truhan cuando dijo que la visa eran 35, sino creo que lo habría gestionado yo mismo.

Cruzamos la frontera andando y nos pusimos a esperar en el lado camboyano a nuestro gestor tomando algo. Debían ser alrededor de las 11 AM… Aquí fue cuando empezó la parte aún más “divertida”. Supuestamente debían estar buses o minivan para llevarnos, pero las horas iban pasando y solo vino un bus que pudo llevar ala mitad aprox. Quedábamos aún unos 35. Llegó una minivan a eso de las 15 (según nos informaron se habían estropeado o similar). Como íbamos (muy) justos para 2 furgos, empezó la partida de Tetris para que entrasemos entre esta y la siguiente. Alguno más y yo ya ni hicimos el esfuerzo de intentar ir en esta, llegado cierto punto ya le habíamos cogido cariño al sitio donde estabamos jaja. Lo más gracioso / surrealista de este proceso de encajonamiento, fue cuando vemos que sacan dos sillas de camping, y.. las colocan en la parte de atrás de la furgoneta con la expectativa de que alguien vaya en ellas jajaja, ¡safety first! Aquí ya decidimos que igual dormíamos ahí jaja, así que empezamos a cerves para hacerlo más llevadero.

La siguiente furgo llegaría a eso de las 4, o mejor dicho, tras la segunda cerve jeje. 20 personas para una furgo de unas 14 plazas siendo generosos, las vejigas a tope… ¡challenge accepted! De alguna manera u otra conseguimos entrar todos, y para amenizar el viaje de una hora que nos esperaba hasta Stung Tren unas canadienses sacaron un altavoz y pudimos poner algo de dont worry be Happy, las Spice Girls, etc. Todo greatest hit.

En el cambio de furgo para por fin enfilar a Stung Tren perdemos a 3 personas (no porque pereciesen, se iban a otro lado jeje), así que ya tenemos hasta espacio para respirar. Nos esperaban 5 h de carretera para llegar a Siam Reap, esta parte ya fue bastante más aburrida, intentando dormir mayormente entre bache y bache. Finalmente a eso de las 23 conseguimos llegar ala meta, ¡Siam Real! ¡Yeah!

Anuncios

Un comentario en “Camboya & Laos: Cruzar la frontera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s