Vietnam: Hanoi

Hanoi es la capi de Vietnam, y una ciudad que no tiene muy buen rating entre los viajeros. Ruidosa, caótica, con mucho, pero mucho tráfico, y con excepción de algun que otro museo, no demasiado que ver… Pero a mí no me disgustó jeje, supongo que tenía 0 expectativas y no era difícil superarlas. Como pasé varios dias, acabé teniendo mis diferentes sitios de referencia para café, pho no (la sopa típica de aquí), helado o cerveza, y eso la verdad es que te hace apreciar más una ciudad y sentirte más como en casa.

El bus-barco-bus desde Cat Ba debería haber llegado ala 13 y no fue hasta las 17 que llegamos. No sabemos que cojones paso con nosotros, por que nos separaron en dos buses y el nuestro parece que era el gafado. Enfin.. mi plan inicial era pasar el día y la noche en Hanoi, para al día siguiente coger el bus alas 6 AM a Sapa, pasar dos días y una noche ahí, y volver la segunda noche a Hanoi para coger el vuelo a Corea. Todo muy ajustado pero factible.

Mis coleguis de Ninh Binh se han venido en el mismo bus, aunq están en este caso en otro hostel. En el que estoy, nada más entrar por la puerta primera sorpresa, ya que me encuentro con Josh, el americano que conocí en Phong Nha. La segunda sorpresa si que sería espectacular, y es que al entrar en mi habitación y saludar ala gente que hay, va y me encuentro con la pareja de holandeses con los que hice el tour en Siam Reap, ¡ole! Por supuesto no tengo ni idea de sus nombres, pero ellos si se acuerdan del mío. El hostel, además de un montón de caras conocidas (y las que se sumarán, como las lisas que vendrían más tarde en otro bus y los irlandeses al día siguiente), ofrece por la friolera de 5 euros, desayuno y hora y media de cerveza gratis todos los días, not bad jaja. Ah, y un tour gratuito por la ciudad todos días alas 10, y pub crawl ala noche. Not bad at all.

Al llegar tarde no tengo tiempo para mucho (alas 7 toca cerveza!!), así que me voy a dar una vueltilla para estirar las piernas después de tanto bus. La ciudad está superpoblada de tiendas de productos North Face, así que aprovecho para comprarme una cazadora y un pantalón largo (transformable en corto, pena que no sea reversible, como diría Víctor, sería 4 en 1) que me harán falta para Korea & Japón.

En las cerves me encuentro con mis queridos holandeses y alguna gente nueva. El chico holandés, con su juventud, flequillo galopante y tendencia natural a olvidarse las cosas, no hace más que recordarme a mi queridísimo hermano. No nos unimos al público crawl pero fuimos a tomar algo por nuestra cuenta unos cuantos. La mejor jugada de la noche fue cuando una chica nos dice de ir a un bar que conoce que está muy bien en un hostel, y al llegar no solo el sitio está muerto, sino que como no hay nadie dice que se retira a dormir y resulta que es el hostel donde duerme, jaque mate.

Alas 6 AM vuelve a sonarme el despertador para ir a Sapa, preparo la mochila, bajo y me doy cuenta que tengo ganas negativas de meterme en un bus y darme semejante tute los próximos días. Así que mando el bus a tomar por culo, reservo dos noches más y descansaré estos últimos días de tanto trajín.

Aprovecho para hacerme el tour gratuito, donde nos llevan a varios lugares como la catedral de Hanoi-NotreDame, la zona del lago (donde los findes cierran las calles de alrededor y se llena de locales que van a pasar el día en familia o con los amigos), el mercado (donde encontrar exquisiteces como tortugas y sapos vivos, caballitos de mar, etc.) y a tomar un café de huevo. Y os preguntareis, ¿que cojones es eso? Pues una especie de café con leche, con mucha espuma y muy densa que está hecha de huevo. Muy dulce y muy rico, se puede encontrar en múltiples sitios en la calle de los cafes (si, aqui son muy de tener una calle para  a un tipo de producto) pero en el tour nos llevarían al supuestamente original, el café Giang.

Ala vuelta en el hostel, nos quedamos encerrados en el ascensor 7 chicas y yo… Pena que mis planes de desnudarnos cuando subiera la temperatura fueran interrumpidos por una de ellas que le dio un ataque de panico, pobrecilla.

Al día siguiente me fui con los holandeses a visitar el mausoleo bde Ho Chi Minh. Edificio gigantesco, gris, en una plaza desnuda y gris, en un día lluvioso y adivinad que, gris. ¡Communist style! Las colas de gente para ver su cuerpo modificado superaban las dos horas, así que nos conformamos con buscarlo en Google y nos fuimos ala prisión de Hoa Lo, hoy transformada en museo. Fue usada por los franceses inicialmente para encerrar y torturar presos políticos vietnsmutas, y luego por los propios vietnamitas para lo mismo pero encarcelando a pilotos americanos. Es un poco ridículo el contenido propagandístico de esta última parte, ya que muestran fotos del tipo “los estadounidenses felices plantando un árbol en la cárcel, jugando al basket y comiendo deliciosa comida”, pero que se le va a hacer…

Ala tarde me fui de cañas ala calle de las Bia Hoi (sitios donde sirven cerveza de grifo por 20 cent), con las lisas y unos colombianos muy majetes (la serie de narcos facilita mucho la comunicación con ellos). Con estos últimos visitaría también al día siguiente el museo de la mujer y con eso y un bizcocho, se termina mi viaje por Vietnam. ¡¡Bus al aeropuerto y rumbo a Corea del Sur!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s