Indonesia: Canggu & Kuta

Mis últimos días indonesios serían al sur de Bali, cuya zona es muy conocida entre surferos. En concreto mis dos penúltimas noches serían en Canggu, que me gustó mucho, y la última en Kuta, el Benidorm de Bali y un horror, pero quedaba cerca del aeropuerto y así pude pasar el último día en compañía de Bisbi & Laura. Canggu por otro lado era una buena mezcla de zonas verdes con restaurantes & cafés, muchos surferos y playas kilométricas, y unas cuantas bintangs para acompañar.

Sigue leyendo

Anuncios

Indonesia: Ubud 

¡Tachán! Por fin llego a la archifamosa Bali, la tierra turística prometida. Como (una vez más) tenía relativamente cero idea de a donde ir y muchas opciones (Canggu, Sanur, Kuta, Ubud…), apliqué la navaja de Ockham y es que en igualdad de condiciones, irte a la más sencilla. Así terminé en Ubud, más o menos en el centro de la isla y aunque en todos lados me la “vendían” como superturística lo cierto es que toda la gente la visitaba, así que yo no iba a ser menos. Aquí pasaría las próximas 4 noches y sus correspondientes días.

Sigue leyendo

Indonesia: Nusa Lembongan

Lo que se suponía un desplazamiento relativamente sencillo a Nusa Lembongan, terminaría complicándose (o debería decir, alargándose) más de lo debido, pero This is Asia… Debíamos coger el ferry a las 12 y llegar allí unas dos horas después, pero tuvo que hacer tantas paradas que hasta las 18 de la tarde no estaba en la guesthouse. Lo mejor del trayecto es cuando el ferry por cuestiones de calado no puede entrar en el “puerto”, y en vez de dejarte en un barco que si puede acercarte lo que pasa es que te quedas en una plataforma flotante en el medio de la nada.

Sigue leyendo

Indonesia: Gili Islands

En el anterior post dejaba en el tintero que tenía la duda de si hacer un trekking al monte Rinjani, o tirar más hacia el relax y la playa en las islas Gili. Al final me decanté a la opción facilona y más rapida de ir a las Gili, ya que con los días que había perdido esperando a ponerme mejor de los oídos en Komodo iba un poco justo para pasar una semana al final en Bali. Además, tenía el problema añadido de que por comentarios de diversa gente se me había generado la necesidad de ir a Nusa Lembongan a bucear…

Sigue leyendo

Indonesia: Barco a Lombok

Mi siguiente objetivo era ir hasta la isla de Lombok, una vez en la cual decidiría entre sí moverme directamente alas islas Gili o  optar por hacer el trekking del monte Rinjani, que es el más alto de Indonesia con unos 3700 m y serían 3 días. Para esta parte la opción que más me atraía y la q terminaría eligiendo fue coger un barco que tarda 4 días y 3 noches en llegar hasta allí. Me hubiera gustado un barco más rápido como los de la compañía Perama (que son 2 días y 2 noches), pero no me venían bien los días q zarpaba. Así que el que acabé usando fue el de la empresa Wanua Adventures, contratado en la agencia de Komodo Explorer y que me saldría por 1.5 millones de rupias (~100 EU).

Sigue leyendo

Indonesia: Buceo Komodo

Como explicaba en el anterior post, una de las actividades que quería hacer y que tenía más expectativas en el viaje, era un vida a bordo aquí. Esto básicamente consiste en subirse en un barco dedicado exclusivamente al buceo por un número X de días (3, 4 o 7 aquí, en mi caso serían 3), durante los cuales duermes, comes y haces vida allí sin pasar por tierra firme, moviéndose el barco de un lugar de buceo a otro. Hice esto con la española Ihasia, que ya conocía de Koh Tao y que también me recomendaron en Filipinas, y colaboran  aquí con Scuba Republic. El precio fue unos 425 euros todo incluido y fueron un total de 9 inmersiones.

Sigue leyendo

Indonesia: Lanbuan Bajo & Komodo

No fue rápido llegar a Lanbuan Bajo, pero tampoco fue el peor de mis viajes. Primero tuve que volar a Bali, donde llegué sobre las 2 AM, pasar la “noche” (o más bien unas horas) ahí hasta las 7 AM, que era cuando tenía mi vuelo para Lanbuan de cerca de una hora (no están muy alejadas, unos 350 km). Lanbuan Bajo se encuentra en la isla de Flores, y su atractivo se encuentra en que desde ahí es accesible el parque nacional de Komodo. ¿Y que hay aquí? Pues dragones, islas y más islas, y uno de los mejores sitios de buceo del mundo. Vamos, que no es poco.

Sigue leyendo